CÓMO NOS CREAN ADICCIÓN AL AZÚCAR: EL NEGOCIO DE ENGORDARNOS.

Casi siempre, cuando una persona se siente decaída, deprimida, cansada y sin combustible, creyendo que ha bajado la presión, más aún si mejora comiendo algo dulce o bebidas estimulantes, lo que en realidad le bajó es el azúcar de su sangre. Cuando un médico no actualizado lo verifica en los análisis de laboratorio (que no siempre se detecta en los estudios simples o curvas de glucemia corta) le dice al paciente que no se preocupe, que está lejos de una diabetes y que debe hacer es comer más azúcar, pan, galletitas u otras harinas, bebidas gaseosas, etc. En realidad tales alimentos, junto a todo lo que tenga edulcorantes artificiales (casi todo lo dietético) y/o hábito de pasar muchas horas sin comer, entre otros factores, son los causantes de esa hipoglucemia por acción directa sobre el páncreas o por efecto de rebote. De la misma forma el alcohol puede hacer sentir mejor a un alcohólico por poco tiempo, pero, enseguida, el decaimiento es mucho mayor. En ambos casos, se generan adicciones manifiestas o encubiertas, socialmente aceptables o no, únicas o múltiples, que dan origen al Síndrome de Estrés, Depresión y Adicciones (SEDA), la patología que sin ninguna duda, padece el 70% de nuestro país fue descubierta y bautizada por dos médicos argentinos: los Dres. Carmelo Raúl Nicotra (de Bahía Blanca) y Jorge Valentín Esteves (de Buenos Aires) quienes también descubrieron en base a su estudio durante 16 años sobre 12.000 pacientes, la forma de revertir, en pocos meses, prácticamente las 120 posibles manifestaciones que tiene esta “enfermedad de las 1.000 (ó 120) caras”. Justamente quien tiene aumentada su secreción de insulina, está más cerca de una diabetes, ya que en algún momento ese páncreas forzado puede tender a agotarse, generando esta enfermedad. Y si no se agota el páncreas se puede agotar el cerebro, porque con cada caída de glucemia pueden morir las neuronas, ocasionándose, por ejemplo, enfermedades mentales de todo tipo que, tomadas a tiempo, también pueden revertirse por completo con un tratamiento adecuado que enfoque al ser humano como lo que es: UNA TOTALIDAD INDIVISIBLE.

 

NO LE CEDA PASO AL SEDA

(Síndrome de Estrés, Depresión y Adicciones)

 

Sepa si Ud. Pertenece o no al 70% de la población que padece Síndrome de Estrés, Depresión y Adicciones (SEDA) con sólo contestar el test que figura a continuación.

            Si tiene más de 15 síntomas o enfermedades que allí figuran, sepa que no es por casualidad que se le presenten en conjunto.

            Hoy la ciencia ha descubierto el hilo que hilvana a todos ellos y cómo cortarlo fácilmente.

            El trabajo de investigación preliminar que permitió sacar estas conclusiones fue hecho por el Dr. Carmelo Raúl Nicotra de Bahía Blanca y Jorge Valentín Esteves de Buenos Aires, y demandó 16 años, más de 12.000 pacientes tratados entre ambos y encuestas sobre 20.000 personas en 34 ciudades del país. El primero recibió por esto un premio en el Congreso Argentino de Psiquiatría (Tucumán, 1986)  y ambos una carta de felicitación del CONICET. Fue presentado en más de 20 entidades científicas e a la prensa en 1991. Mereció luego de esto, ser tapa de Revista Clarín y extensas notas en La Nación, Página 12, Revista Gente, Para Ti, múltiples diarios y revistas de todo el país a través de la agencia DIN y Télam, entrevistas y comentarios en los más importantes programas de radio y TV (conducidos por Mirta Legrand, Bernardo Neustadt, Héctor Larrea, Cacho Fontana, Lía Salgado, Silvina Chediek, Moria Casán, Hugo Lamónica y Juan Vitali, entre otros).

            Recién hoy, luego de 6 años de la difusión de las conclusiones preliminares y después de 16 años del inicio de las investigaciones, estamos cerca de publicar los resultados definitivos que permitirán hacer un gran aporte a la ciencia para la prevención y/o solución causal y de raíz de problemas de salud tan importantes y frecuentes como la diabetes, algunas enfermedades neurológicas y mentales, (depresión, esquizofrenia, epilepsia), la drogadicción, el alcoholismo, el tabaquismo, la bulimia y anorexia nerviosa, el asma bronquial, la osteoporosis, los abortos espontáneos, el cansancio crónico, el estrés y al obesidad entre otros.

 

AUTODIAGNÓSTICO DEL SÍNDROME DE ESTRÉS, DEPRESIÓN Y ADICCIONES (S.E.D.A.)

 

Son 120 las posibilidades manifestaciones de esta enfermedad, sin ninguna duda la más frecuente de nuestra sociedad. Si quiere Ud. Saber en qué grado es o no portador de esta Síndrome, imprima esta tabla y marque con una X el casillero a la izquierda de cada síntoma que Ud. Tenga ocasional o frecuentemente, especialmente si lo tuvo en los últimos 6 meses. Más adelante encontrará la forma de evaluar el resultado. (No se preocupe, por ahora, del significado de las letras A, B y C que aparecen a la derecha de cada síntoma; luego le explicaremos de qué se trata).

 

 

    1  Obesidad o exceso de peso

B+C

 

    2  Depresión

A+C

 

    3  Irritabilidad

B

 

    4  Ansiedad

B

 

    5  Agresividad

B

 

    6  Angustia

B

 

    7  Insomnio

A+B

 

    8  Maldescanso o sueño entrecortado

A+B

 

    9  Hipersomnia (dormir en exceso)

A

 

  10  Lentitud mental o embotamiento

A

 

  11  Fallas de memoria

A

 

  12  Fobias

B

 

  13  Pesadillas

A+B

 

  14  Ciclotimia (gran variación del estado de ánimo)

A+B

 

  15  Fantasías de muerte

A

 

  16  Fantasías de suicidio

A+B

 

  17  Intentos de suicidio

A+B

 

  18  Crisis histéricas

B

 

  19  Intolerancia al ruido

B

 

  20  Intolerancia a la luz

B

 

  21  Intolerancia al calor

B

 

  22  Intolerancia al frío

B

 

  23  Intolerancia a la humedad

B

 

  24  Dificultades de sociabilidad

A+B

 

  25  Pérdida de concentración

A

 

  26  Inseguridad

A

 

  27  Comerse las uñas

B

 

  28  Imposibilidad de mantenerse sentado (acatisia)

B

 

  29  Bruxismo (dientes o puños apretados)

B

 

  30  Sensación que todos hablen de Ud.

A+B

 

  31  Temblores

B

 

  32  Jaquecas o dolores de cabeza

A+B

 

  33  Flatulencias (gases)

C

 

  34  Divertículos

C

 

  35  Impotencia o frigidez

A+B

 

  36  Eyaculación precoz

B

 

  37  Esterilidad masculina o femenina

A+C

 

  38  Anorgasmia (imposibilidad de llegar al orgasmo)

A+B

 

  39  Disminución libido o deseo sexual

A

 

  40  Astenia, decaimiento, fatiga o cansancio

A

 

  41  Palidez

A

 

  42  Transpiración excesiva

A+B

 

  43  Prurito o picazón

B

 

  44  Alergias en general

B+C

 

  45  Anginas o catarros frecuentes

B+C

 

  46  Asma bronquial

A+B+C

 

  47  Palpitaciones

B

 

  48  Opresión en el pecho

B

 

  49  Opresión en el cuello

B

 

  50  Visión cambiante (a veces nítida a veces borrosa)

A+B

 

  51  Dispepsia (distensión abdominal, etc.)

B+C

 

  52  Úlcera digestiva

B+C

 

  53  Gastritis o acidez gástrica

B+C

 

  54  Epigastralgía (dolor en la zona gástrica)

C

 

  55  Colon irritable (diarreas por estrés)

B

 

  56  Parestesías (hormigueos, etc.)

A+B

 

  57  Vértigos o mareos

A

 

  58  Equilibrio inestable

A

 

  59  Contracturas musculares

B

 

  60  Psoriasis

B+C

 

  61  Alteraciones menstruales

A+B+C

 

  62  Constipación o estreñimiento

B+C

 

  63 Deseo o consumo de dulces (inclusive miel, frutas en exceso o edulcorantes artificiales, o bebidas endulzadas)

A+B

 

  64 Deseo o consumo de harinas (pan, galletitas, pastas, etcétera)

A+B

 

  65  Deseo o consumo de alcohol

A+B

 

  66  Deseo o consumo de tabaco

B

 

  67  Deseo o consumo de mate (incluso cocido)

B

 

  68  Deseo o consumo de café o té común

B

 

  69  Deseo o consumo de drogas

B

 

  70  Hiperfagia (mucho apetito)

A+B

 

  71  Polifagia (comer a cada rato)

A+B

 

  72  Anorexia (falta de apetito)

A ó B

 

  73  Bulimia o anorexia nerviosa

A+B

 

  74  Somnolencia después de comer

C

 

  75  Osteoporosis (descalcificación) y artrosis o artritis o dolores óseos

B+C

 

  76  Abortos espontáneos

A

 

  77  Parto prematuro

A

 

  78  Hijos de más de 4 kilos (en mujeres)

A+B

 

  79  Hijos de menos de 3 kilos (en mujeres)

A+B

 

  80  Hipotensión arterial (presión baja)

A

 

  81  Hipertensión arterial (presión alta)

A ó B

 

  82  Variaciones brusca de peso

A+B+C

 

  83  Dolores en pantorrillas

B+C

 

  84  Falta de voluntad de levantarse de la cama

A

 

  85  Dolores musculares generales

B+C

 

  86  Polidipsia (mucha sed)

B

 

  87  Poliuria (orinar mucho)

B

 

  88  Retención de líquidos

A+C

 

  89  Canas precoces (antes de los 35 años)

C

 

  90  Hipotiroidismo

A+B

 

  91  Convulsiones aisladas

A+B

 

  92  Epilepsia o disritmia

A+B

 

  93  Pérdida de conocimiento o desmayos

A

 

  94  Ardor en los ojos

B

 

  95  Ideas sobrevaloradas (agrandar los problemas)

A+B

 

  96  Somniloquia (hablar en sueños)

A+B

 

  97  Sonambulismo (caminar dormido)

A+B

 

  98  Aislamiento

A+B

 

  99  Crisis de risa inmotivada o incontrolable

A+B

 

100  Crisis de euforia

A+B

 

101  Timidez

A

 

102  Otras patologías mentales (neurosis, esquizofrenia, etc.)

A+B+C

 

103  Otras patologías endocrinas (diabetes, etc., por agotamiento del páncreas u otras glándulas)

A+B

 

104  Antecedentes de diabetes en la familia

 

 

105  Aumento del colesterol o triglicéridos

B+C

 

106  Dificultad de aprendizaje

A

 

107  Trastornos de conducta

A+B

 

108  Niño o adulto hiperactivo

B

 

109  Terrores nocturnos

A+B

 

110  Disminución de rendimiento escolar, con conciente intelectual normal

A

 

111  Tendencia al aburrimiento

A

 

112  Celos excesivos

B

 

113  Llanto fácil

 

 

114  Succión de dedo

A+B

 

115  Enuresis (orinarse en la cama)

A

 

116  Encopresis (defecarse encima)

A

 

117  Zumbido en los oídos

A+B+C

 

118  Convulsiones febriles

A+B

 

SÍNTOMAS TÍPICOS DEL SFC* VIRÓSICO:

 

 

119 Ganglios inflamados

B+C+virus

 

120 Fiebre o febrículas a repetición

B+C+virus

*  SFC: Síndrome de Fatiga Crónica

 

EVALUACIÓN DEL RESULTADO: Cuando estos síntomas se dan en forma aislada pueden no constituir este síndrome pero, si se presentan en conjunto, definen este diagnóstico; que podría corroborarse con una curva de tolerancia oral a la glucosa extendida a 5 horas, pero el profesional que la atienda, evaluará si este estudio de laboratorio es realmente indispensable o no en su caso. Menos de 10 síntomas: DUDOSO (depende de si se trata de síntomas típicos o no). | Entre 10 y 14: PROBABLE. | Entre 15 y 24: Grado 1. | Entre 25 y 34: Grado 2. | Entre 35 y 44: Grado 3. | Entre 45 y 59: Grado 4. | Más de 60: Grado 5.

 

DOBLE CÍRCULO VICIOSO DEL SEDA QUE EXPLICA LAS CAUSAS DE CADA SÍNTOMA

 

Las anotaciones A, B y C, indicadas a la derecha de cada síntoma de la tabla anterior, marcan las causas predominantes del mismo, según se indica en el esquema siguiente:

 

 

A Caída de azúcar en sangre (hipoglucemia) reiteradas en el día y la noche, como consecuencia de una desmedida secreción de insulina, por robo gradual del Factor Estabilizador de Insulina (FEI), ocasionado por diferentes adicciones (al azúcar, harinas blancas, alcohol, etc.) o por pasar horas sin comer lo adecuado.

B Excesiva secreción de adrenalina, corticoides y otras hormonas que vuelven a aumentar la glucemia para evitar la muerte de neuronas que una importantes hipoglucemia provocaría, pero incrementan todo deseo adictivo por acción a nivel del hipotálamo.

C Acción directa de adicciones únicas o múltiples, evidentes o encubiertas, socialmente aceptables o no, que traen hipoglucemia y/o aumentan la adrenalina y/o roban esenciales micronutrientes. También influye el ayuno de varias horas.

 

Alimentos o situaciones externas que generan estés (factores sociales, psicológicos, insatisfacción sexual, falta de actividad física, respiración inadecuada, etc.).

 

Con un adecuado tratamiento se puede salir de este círculo vicioso en poco tiempo.

No lo crea sólo por fe. Experiméntelo y en un mes observe la diferencia. Si su problema no es muy grave en 3 ó 4 meses muy probablemente podrá ser dado de alta, casi sin síntomas.

 

 

Fuente: De el complemento gráfico cuatrimestral “HOLÍSTICAMENTE” del programa radial homónimo – Año 0 – Nº 1 – Noviembre/diciembre 1997 (2ª Ed. 10.000 ejemplares) – Artículos selectos y actividades del Dr. Jorge Valentín Esteves (Te: 011-3979 7795 | Ce.: 011-15 5002 3091) y otros profesionales de la Fundación Holística Mundial (e.f.).


 

Un gran productor de azúcar guatemalteco –conocido nuestro- afirmó que más blanca es el azúcar refinada más dañina es, por los químicos que se utilizan, y él mismo no consume azúcar refinada sino azúcar negra; la que allí compran los pobres.


 

No se entiende por qué aquí en Argentina el azúcar de caña refinado (más gastos de energía en la producción, químicos y de trabajo para obtener menor cantidad) cuesta menos de 7 peso el kilo en el supermercado “Disco”, mientras que afuera el azúcar de caña no refinado –que en realidad es melaza- es carísimo y no se encuentra, o –a veces- traen en el supermercado “Disco” el azúcar “Chango Orgánico” a unos 26 pesos el kilo.

 

Esta forma de producción representa un importante beneficio para nuestra salud y también contribuye con la protección del medio ambiente, ya que el azúcar se cultiva en suelos libres de sustancias químicas y no se refina. Por esto, conserva el color dorado y la humedad del azúcar recién cocido, y mantiene su sabor y propiedades nutricionales originales intactos.

 

Aporta mayor cantidad de fibras y minerales, indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Está certificado por la Organización Internacional Agropecuaria (OIA) y es recomendado por la Asociación Argentina de Médicos Naturistas.

 

Las células cancerígenas se alimentan de azúcar blanco –refinado- mientras que el azúcar de caña –color marroncito- no las alimenta; ni causa caries.



Simplemente Crudo - Revirtiendo la diabetes en 30 dias

Ama la Vida - BUEN VIVIR: "Fincas Subversivas"